Está apalabrado: ¡el Barça echa a este crack en enero y quiere a Neymar!

Tiene a Leo Messi y Luis Suárez en su contra, la situación es insostenible y ¡le quiere el Manchester United!

No es casual que el Barça esté tambaleándose en Liga y apure los resultados aceptables para mantenerse arriba en la clasificación. Ya ha pasado antaño que equipos formados por multitud de súper estrellas de diferente nacionalidad, principios y valores futbolísticos choquen. De ahí que en su día Pep Guardiola diera continuidad al trabajo y el talento proveniente de La Masía, de donde salieron, entre otros, Andrés Iniesta, Sergio Busquets o Sergi Roberto.

El Barça, nervioso con un mercado loco, entró en la rueda de los grandes fichajes, las inversiones astronómicas como bálsamo ante resultados adversos, y con la llegada de Philippe Coutinho y Ousmane Dembelé algo se rompió. Y este hecho se ha intensificado con Antoine Griezmann. El Principito empieza a dar resultados pero no deja hueco a su compatriota en el once, ni agrada del todo a un Leo Messi y Luis Suárez que tampoco pasan por su mejor momento. Y Ernesto Valverde tiene que lidiar con un ataque demoledor en nombres pero que se compenetra poco.

Ousmane Dembelé

El uruguayo incluso fue pitado ayer en el Camp Nou, mientras que el argentino cuenta sus apariciones por lesiones. Ambos, las estrellas aún del Barcelona, no entienden la actitud de Ousmane Dembelé, que, sin embargo, es el principal apoyo de Griezmann en el vestuario. Le achacan que no saliera para dejar vía libre al fichaje de Neymar. Le aprecian, sí, pero prefieren al brasileño.

Y así se lo han hecho de nuevo saber a Josep Maria Bartomeu que está buscando una salida, y puede aparecer en el mercado invernal. Porque un gigante llamado Manchester United está llamando a las puertas del Barça por el extremo. Y el Barça, con la aparición de Ansu Fati, la petición de sus dos grandes cracks sudamericanos y con las arcas renqueantes, van a tratar de que las negociaciones avancen y se pueda dar una salida a Dembelé este mismo invierno.

Ansu Fati

Y todo con un objetivo, poner sobre la mesa de París el verano próximo 200 millones de euros por Neymar, el cual parece el único recurso capaz de retener la felicidad de Leo Messi y Luis Suárez. Además, Bartomeu, para entonces, tendrá dos nuevas cartas con las que negociar con el PSG: uno, el dinero, y otro Griezmann y Coutinho.