“Por favor, déjame ir” Este crack del Barça la lía y gorda

El jugador no es feliz y pide su salida del Barcelona (y no es Rakitic)

Sacarán los partidos adelante y poco a poco, sobre todo cargando la responsabilidad del equipo sobre los hombros (y pies) de Leo Messi, el Barcelona conseguirá llegar al momento decisivo de la temporada entre los clubes con potencial para llevarse todo. Su calidad así lo justifica. Sin embargo también se nota un desgaste que está haciendo mella en la plantilla.

El primer efecto es el de Ernesto Valverde, que va perdiendo peso y capacidad de gestión sobre el grupo y que, posiblemente, saldrá al final de temporada. Otro punto de desgaste se ve reflejado en la relación de la plantilla con la actual directiva, que, en algunos casos, es inexistente. Josep Maria Bartomeu no permite que ningún jugador, ni siquiera el crack argentino, esté por encima del club y su autoridad como máximo mandatario, y esa fortaleza se ha visto demasiadas veces fragmentada.

Y la última son los elementos que no cuentan para un txingurri que siempre advirtió que quería una plantilla corta para potenciar la cantera y tener enchufados a todos los futbolistas de la primera plantilla. Y como no la tiene, posee elementos rebeldes. Uno es Ivan Rakitic, que ultima sus detalles para salir en enero, el otro es Carles Aleñá, que ha caído en el ostracismo y pide una salida. Han sonado otros, como Arturo Vidal o Ousmane Demeblé, pero en el caso del chileno el club no permitirá su salida, y en el segundo, el del francés, es el jugador el que se ha atrincherado.

Rakitic

El club se niega a venderle y el jugador, sabedor de esa situación, le ha suplicado al míster vasco que le deje salir en la próxima ventana, que necesita minutos y sentirse de nuevo jugador. El club y el entrenador parecen por la labor de ceder a su deseo, y tiene bastantes novias, algunas en Inglaterra especialmente le quiere el Tottenham, otras en Italia y España. El último en sumarse a la puja ha sido el Getafe, que espera pescar en río revuelto. Al joven centrocampista catalán le da igual el destino, solo quiere irse este año.