Gareth Bale llama a Zidane y sucede esto ¡Su situación cambia!

Ojo a esta revelación que modifica la idea del francés ¡mira hacia dónde!

Si tuviésemos que enumerar cuáles son los quebraderos de cabeza más gordos de Zinedine Zidane en el Real Madrid, uno de ellos, a buen seguro, sería la situación del galés Gareth Bale (otra, seguro, la de James Rodríguez), que por sueldo y caché (más el que traía que el que se ha labrado en los últimos años en el conjunto de Concha Espina) es si no la estrella, sí uno de los jugadores más importantes libra por libra de la plantilla blanca.

Aunque la situación real es diferente. Primero porque Bale, que sí ha cumplido sobre el terreno de juego en muchas fases de las temporadas que lleva en el Madrid, es irregular, en su juego y en sus apariciones (se ha perdido estadísticamente uno de cada tres partidos con el conjunto merengue) y eso hace que su relación sea distante y fría con la grada del Bernabéu y con su entrenador, el único prácticamente en los últimos años, al que no termina de convencer.

Zinedine Zidane

Bale, además, es reservado y eso complica que pueda ser un referente en uno de los clubes más importantes del mundo (también más exigentes) donde se exige implicación, hablar, discutir, abroncar y dar la cara sobre el césped. Él, como mucho, puede hacer lo último (y desde luego por clase y calidad puede hacerlo)

O no. Porque en eso sí cree Bale, que ha contactado con Zidane antes de salir a la palestra de la rueda de prensa de su selección y tanto al público como al míster les ha dado su opinión. A los segundos les ha dicho que le emociona más jugar con Gales que con el Real Madrid; al segundo le ha comentado que pese a la relación distante entre ellos, quiere seguir ganando títulos con el Madrid y ser útil a la causa madridista, el menos esta temporada.

Gareth Bale

Esto cierra el capítulo de salidas para el expreso de Gales en invierno y, en principio, le asegura a Zidane un Bale con las pilas cargadas.