Lío inesperado a la vista para Zidane ¡Un capitán se planta, se quiere ir!

Razones de peso

Se especuló el pasado verano, incluso el anterior, sobre la posible salida de Marcelo del Real Madrid al final de temporada, pero finalmente el jugador brasileño se quedó para seguir siendo el referente en la banda izquierda madridista. En la actualidad, con la llegada de Ferland Mendy y la solvencia atrás del francés se vuelve a abrir esa puerta para el de Río de Janeiro, ya que el galo le ha ido comiendo espacio al brasileño hasta el punto de que Zidane ya confía más en su compatriota que en el 12 merengue.

No es para menos y quizá sea una señal inevitable para el lateral carioca de que su tiempo en el Madrid ha pasado. De hecho Marcelo, que ayer cumplió 500 partidos con el Real Madrid y cuajó un discreto partido ante el Zaragoza en La Romareda en los octavos de final de la Copa de Rey, no le recrimina nada al míster francés, sino que simplemente ve que la fiabilidad que da por físico y capacidad aeróbica el francés, él no la puede asegurar. No puede competir en eso con Mendy.

Marcelo

Está claro que las armas de Marcelo siempre fueron otras, como por ejemplo ser el elemento disruptivo en el ataque madridista. Sus subidas por banda, sus rupturas hacia el interior o sus centros al área han sido una de las armas fundamentales en el Madrid de las cuatro Champions en cinco años, pero ahora el Madrid es el mejor equipo de España no por cómo ataca, sino por cómo defiende.

Y en eso Mendy le ha dado a los de Concha Espina todo el equilibrio que les faltaba con el fluminense. Los números hablan por sí solos. El cuadro de Zizou no solo es el equipo menos goleado del Campeonato Nacional de Liga, sino que ha dejado la portería a cero en 6 de los últimos nueve partidos, con citas con Atlético de Madrid, Valencia, Barcelona y Sevilla por medio. Además los de Zidane no pierden desde la caída en Mallorca, el 19 de octubre. Y todo eso, en parte, es gracias a que el carril izquierdo, antaño una autopista abierta, ahora está cerrada a buen recaudo por Mendy.

Resignado

Y eso lleva a Marcelo a replantearse su futuro lejos del Santiago Bernabéu, 14 años después de llegar de Fluminense por 6,5 millones de euros en una de las operaciones más rentables del Real Madrid en su historia. Pese a su edad, 31 años, el carrilero ya fue pretendido por grandes de Europa como la Juventus de Turín de Cristiano Ronaldo, la cual, eso sí, debería abonar al Madrid, con el que tiene contrato Marcelo hasta 2022, una cifra cercana a los 30 millones de euros. Sin duda, de producirse su salida sería una de las más traumáticas para la afición merengue.

Marcelo