Mourinho convence a Florentino: Kane, fuera ¡El galáctico será él!

El Real Madrid descarta al delantero del Tottenham

Si hay una operación que sigue preparándose en el Real Madrid es la de Kylian Mbappé, solo que Florentino Pérez, consciente de los tiempos de este tipo de fichajes tan delicados (es el jugador más caro del mundo, con mejor proyección y milita en el club con el poderío económico más fuerte), va con calma. Y esta dinámica le lleva a pensar que dar un paso en falso este verano, a dos de que el jugador acabe contrato, puede ser negativo. Por ello prepara una alternativa al ataque. El Madrid fichará un punta sí o sí, y este, de no ser el francés, iba a ser Harry Kane, pero la consulta sobre su lesión a José Mourinho hace que el favorito sea otro: el próximo galáctico está decidido.

Y además es la gran apuesta, por sistema táctico, de Zinedine Zidane, que, pase lo que pase, empezará la temporada próxima con el Real Madrid. Sadio Mané, como adelantábamos, es el nueve que más gusta al francés, lo quiere y cree que, a sus 27 años, tiene recorrido para ser el sustituto de Benzema y el referente en los próximos años. Aunque sacarle del Liverpool no va a ser fácil y exigirá grandes esfuerzos.

El primero económico. Florentino Pérez entiende que los reds pedirán no menos de 100 millones por él, en una cifra que podría irse a los 150. Sin embargo, en la operación salida que parara el máximo mandatario blanco podrían entrar jugadores que rebajen esta cifra. Incluso se ha planteado una vieja pretensión de Jurgen Klopp: Marco Asensio. El club es reacio a vender al mallorquín, por lo que se buscaría la vía James, Isco, Modric e incluso Luka Jovic.

Sadio Mané

Tácticamente casa con todos los perfiles. Su movilidad, capacidad de desborde y potencia le hacen propicio para cualquier perfil, ya sea el izquierdo, donde normalmente en el esquema de Zidane juega Eden Hazard, o el derecho, donde Gareth Bale le dejaría su puesto. Mané es polivalente también en su capacidad para ir a recibir al centro del campo, para fijar centrales o moverse entre líneas por todas las parcelas de terreno en tres cuartas partes de campo adelante. En definitiva, soluciones, que es lo que busca Zidane. De ahí que sea fundamental para el francés encontrar un jugador que no valga exclusivamente para el área. Y lo ha encontrado.

Máxime cuando José Mourinho ha asegurado a los medios de comunicación, también el club inglés, que Harry Kane, el otro anhelo blanco, sufre una lesión que ¡incluso podría privarle de ir a la Eurocopa con Inglaterra! Aunque los servicios médicos spurs esperan que el desgarro en los isquiotibiales que sufre le tenga en el dique seco un máximo de 12 semanas, la lesión es rara y compleja, y eso, en el mes de enero, supone dudas para el Madrid que ya ha visto lesionarse lo suficiente a Kane como para descartar descargar una millonada por un jugador que huele a jugador de cristal.