Rebelión a bordo: ¡Vaya lío en el Barça! ¡Te los estás cargando!

Tres cracks del equipo del Ernesto Valverde quedan señalados ¡y tienen ultimatúm!

Los nervios están a flor de piel en Can Barça. De hecho, Leo Messi, como capitán, ha tomado el rumbo del vestuario y ha lanzado una arenga a sus compañeros y cuerpo técnico para que saquen adelante el partido de esta noche ante el Villarreal, por el bien de toda la temporada y las ambiciones del club y de los propios futbolistas. En principio los jugadores se lo han tomado bien, pero el argentino ve algo que no le gusta.

Las caras y la intensidad son espejo del alma de un equipo de fútbol, y si hablaban ambos aspectos sobre el terreno de juego de Granada fueron eco de un problema mayor. Uno que al que astro argentino le preocupa sobre manera, y es que el vestuario corre el peligro de quebrarse en dos, con un par de bandos que hagan la lucha por su cuenta.

De un lado están los nuevos que juegan y cuentan, como Frenkie de Jong o el mismo Arthur. Ambos son piezas básicas en el esquema de Ernesto Valverde, sin embargo el mismo míster está descuidando otras que son tan valiosas sobre el tapete verde como en la integración y equilibrio del grupo, principalmente porque están teniendo menor peso y son aún estrellas del fútbol. Tres de ellos están mosqueados con el míster y en el Barça no las tienen todas consigo con ellos.

Ousmane Dembelé pide paso por encima de Ansu Fati con el eco de Neymar en la memoria (el francés no le ha perdonado al club su intento de venta al PSG), Ivan Rakitic quiere que se le reafirme como titular y Arturo Vidal exige un puesto e relevancia en el equipo. Además Valverde está siendo duro con ellos, ya que les exige, según piensan los tres, más que al resto.

A Rakitic no le ha sentado nada bien salir del equipo en el partido de hoy, se ve señalado por el fracaso de Granada; algo que le ocurre también al chileno, que provocó el penalti con el que el equipo nazarí dio el golpe de gracia al Barça, pero considera que no está siendo importante en la rotación. Dembelé por su parte aguarda al partido de hoy, si no toma relevancia podría volver a la rebeldía. Valverde ya sabe que varios integrantes de la plantilla no están de acuerdo con sus decisiónes, él, por su parte, les exige rendir a la voz de ya.

Ernesto Valverde