¡Vuelve al Real Madrid! y Marcelo y Sergio Ramos alucinan

El club ha tomado la sorpresiva decisión de repescarle cuando nadie lo esperaba

La pasada campaña en el Real Madrid es como un mal sueño para Florentino Pérez, máximo responsable del club; para la afición, que vio cómo su equipo tiraba todas las competiciones antes de tiempo; los jugadores, que se dejaron ir tras firmar uno de los peores años en la edad moderna de los de la Castellana; y para el mismo Zinedine Zidane, que llegó a la capital de España para sustituir a Santiago Solari, pero se encontró un grupo deshecho y sin personalidad ni objetivos.

Y le ha costado remontar el vuelo al francés, que a base de idas y venidas, y no pocos disgustos, ahora sí parece haber encontrado el once que le satisface y tres o cuatro jugadores que pueden entrar con garantías en la rotación sin bajar el nivel del equipo (a los Fede ValverdeModric o Kroos, se une Rodrygo, Lucas Vázquez y Vinicius. Incluso cinco, sin finalmente Zizou es capaz de recuperar para la causa a Isco Alarcón).

No era una papeleta fácil la del entrenador francés cuando arribó por segunda vez al frente del equipo. Con los despojos tras la breve etapa de Solari, Zidane tuvo que reconstruir lo más difícil: devolver el espíritu ganador a sus jugadores (con 300 millones en fichajes, mediante). Pero Zidane es de ideas fijas y una de las primeras decisiones que tomó al llegar fue la de deshacerse de parte de lo construido por Solari, lo primero ceder a Sergio Reguilón, una de las pocas cosas positivas de la 18/19. El lateral consiguió sentar a Marcelo (algo que también podría hacer este año Mendy) y formó una interesante línea defensiva junto a Sergio Ramos, Varane y Carvajal. Pero eso no fue suficiente para Zidane, que quería borrar los elementos discordantes de la etapa del míster sudamericano.

Sergio Reguilón

Y ahora el Madrid, que agradece mucho la función realizada al argentino, ha decidido repescar a Solari para la causa, esta vez como embajador. De hecho ya se le pudo ver junto a Emilio Butragueño en la presentación de la decimocuarta promoción de la Escuela Universitaria que el club de Concha Espina posee en la Universidad Europea de Madrid. El acto sirvió al Madrid de reencuentro, agradecimiento y homenaje a la figura del sudamericano, que ni mucho menos lo tuvo fácil y siempre fue hombre de club.

Santiago Solari