¡James Rodríguez se va en enero! Está apartado y Zidane le quiere fuera

Sería la moneda de cambio para una operación crucial en la medular

Si el Real Madrid echa la vista atrás, puede decir que el momento actual es el más boyante de cuantos ha tenido el club blanco en las últimas dos temporadas (incluyendo esta, claro). Los blancos son colíderes con el Barça, han remontado el vuelo en Champions League (que parecía muy negro tras París y el empate a dos con el Brujas) llegando hasta los 7 puntos y estando con la clasificación cas conseguida, han recuperado la mejor versión de Eden Hazard y Karim Benzema y han terminado de estallar las promesas de Fede Valverde y Rodrygo Goes.

Y todo eso ha ocurrido mientras los dos descartes de siempre del míster, Zinedine Zidane, James Rodríguez y Gareth Bale, estaban fuera. Este hecho para el entrenador blanco es una señal de la providencia: ambos son prescindibles y si no están en Madrid para sumar, es mejor que se marchen.

El de Bale es un caso complejo, de difícil análisis y que tiene un futuro incierto, ya que su ficha, de unos 17 millones de euros, es prácticamente inasumible por ningún equipo del mundo. El caso de James es más palpable y puede estar cerca de resolverse, incluso en el próximo mes y medio, de cara a la siguiente ventana de fichajes. Además, a Zidane no le ha sentado bien que ambos jugadores se muestren tan predispuestos a jugar con sus selecciones cuando en el Madrid han sido dudas por problemas físicos. De hecho, Zizou está cansado de ellos y le ha apartado del grupo.

James Rodríguez

En un inicio el club de Concha Espina pretendía recuperar al colombiano para la causa y venderle en verano, una vez subiera su caché y asegurando un trueque con Fabián Ruiz, del Nápoles. Sin embargo las urgencias apremian y la llegada del español en tiempo estival ahora está condicionada por una medular que pide a gritos un sustituto para Casemiro, que hoy por hoy el Madrid no tiene. 

No será fácil lograrlo ya que tanto Ruiz como el otro fichaje en mente, Donny Van de Beek, no quieren abandonar sus equipos en mitad de temporada, y menos para ser suplentes del 14 madridista. Sin embargo, Florentino está decidido a escuchar a Zidane y prefiere tratar de hacer una inversión ahora que llorar una posible lesión de Casemiro cuando no tenga posibilidad de sus sustituirle. Y la mejor baza de cara al mercado es ofrecer a Nápoles o Ajax la carta de James Rodríguez ¡este mismo mes de diciembre!

La posibilidad es más que real y James podría volver a decir adiós al Madrid, esta vez para siempre.