Luis Enrique y Mbappé no perdonan y piden su cabeza para fichar a la promesa brasileña, como Endrick

Luis Enrique y Mbappé no perdonan y piden su cabeza para fichar a la promesa brasileña, como Endrick

Fracaso estrepitoso del centrocampista

Solo lleva cuatro meses en el Parque de los Príncipes y Luis Enrique ya está muy decepcionado con el rendimiento de algunos futbolistas que llegaron el verano pasado, previsiblemente, para brindar una mejoría significativa al equipo.

En Don Balón ya hemos hecho referencia a Ousmane Dembélé, Gonçalo Ramos o Marco Asensio como algunos de los integrantes de esta lista de fracasos en el primer tramo de la temporada, pero tras las últimas actuaciones del equipo no ha dudado Luis Enrique en incluir aquí a Manuel Ugarte, un centrocampista que llegó al club a cambio de 60 millones de euros.

Ugarte

Sobre el pivote uruguayo se depositaron unas elevadas expectativas que, entre otras cosas, propiciaron la salida de Marco Verratti del club, pero hasta Kylian Mbappé está sufriendo los efectos del bajo rendimiento ofrecido por ex del Sporting de Portugal y de ahí que el delantero francés de 24 años esté totalmente de acuerdo con la petición exprés realizada por Luis Enrique a Nasser Al-Khelaïfi con vistas a castigar el nivel del charrúa: fichar a Gabriel Moscardo.

El talentoso brasileño de 18 años está siendo, junto a Endrick, uno de los nombres propios de la temporada en el campeonato nacional y, aunque el centrocampista milita en el Corinthians, está llamado a vivir grandes cambios al igual que el futuro delantero del Real Madrid.

No es la primera vez que Moscardo llama la atención de gigantes europeos ya que en las últimas semanas el Chelsea y el FC Barcelona han mostrado cierto interés en el brasileño, pero no de la forma que el PSG se ha colado en esta aguerrida batalla por fichar a un futbolista que, dada su juventud, podría dar mucho rédito durante un extenso periodo de tiempo y ojo, en París ya piensan realizar su ofensiva en enero, no el próximo verano como el resto de sus pretendientes.