¡BOMBA! A tiro este crack, y lo cambia todo: ¡Florentino Pérez va a por él!

Jadon Sancho y Kylian Mbappé son los favoritos, pero el presidente prepara otra ofensiva

Para los súper cracks del mercado es vital entrar en la pelea por los títulos, es el objetivo y el sueño de cualquier futbolista. Tanto que sin ello incluso el club de sus amores resulta un óbice para las metas profesionales. Todos sueñan con coronarse como las estrellas de sus respectivos equipos, alzar la Champions League, la Liga y llegar a lo más alto en sus respectivas selecciones nacionales.

Y ese camino no es fácil, primero hay que disponer de una plantilla y una mentalidad de club ganadora. Y en el caso de La Orejona, solo hay unos pocos elegidos para la ocasión, y suelen coincidir. De hecho Liverpool, Madrid (por el Real Madrid) y Barcelona parecen los lugares más indicados para alzar la preciada copa de copas a nivel de clubes.

 

La máxima competición continental es cruel, más con algunos de los grandes (y eternos) aspirantes a llevarse la competición. Ente ellos está la Juventus que es el equipo con más subcampeonatos de toda Europa, en una maldición maquiavélica que parece perseguir a los bianconeri. También el Atlético de Madrid ha jugador y perdido tres finales. El año pasado fue el Tottenham de Mauricio Pochettino el que se plantó, contra todo pronóstico, en la final y cedió ante la historia del club más laureado de Inglaterra en Europa, el Liverpool de Jürgen Klopp.

Klopp

Precisamente la estrella spurs, Harry Kane, es uno de los cracks que más ansía llevarse la Liga de Campeones y ahora, tras el esfuerzo del año pasado, parece infeliz y ve que con su equipo nunca la ganará. El delantero ha filtrado que no está feliz y que quiere ir a uno de los grandes de verdad para engordar su palmarés. Y es ahí donde entra Florentino Pérez, que prepara un gran desembolso este verano, uno que probablemente fuera dirigido hacia Jadon Sancho (ya que Kylian Mbappé aguardará hasta 2022) pero que con este nuevo giro de los acontecimientos puede tener a otro inglés como meta: y se llama Harry y se apellida Kane.