¡Culebrón en Europa! “Yo sí confío en ti” Solskjaer llama a la perla blanca

Las conversaciones enfurecen a Florentino Pérez, pero el jugador quiere escuchar ofertas

Promete ser uno de los culebrones del verano y nadie se lo esperaba. Ni es Neymar, Jadon Sancho, ni Kylian Mbappé, la bomba de relojería que ya ha estallado en una carrera sin cuartel para contratarlo y que ha iniciado con fuerza la Premier League va a poner Europa patas arriba. Los interesados, sobre todo el Real Madrid, asisten atónitos a este auge sin control que complica la situación del jugador.

Algunos hablan de la corta mira de Zinedine Zidane, al que le llegan críticas de todos lados, por apostar más por Vinicius Junior o Rodrygo Goes, máxime con los problemas en la medular que tiene el equipo; otros a la falta de previsión de Florentino Pérez, por su carencia de confianza en el jugador, y a tantos otros no les preocupa, solo quieren firmarlo y llevárselo a su club, ya que aspira a ser uno de los jugadores dominadores del continente en los próximos años. Así de claro.

Vinicius Jr.

Este juicio lo han hecho en el Liverpool, en el Arsenal y ahora en el Manchester United, que fiel a su estilo y acorde a las urgencias que les acosan han pasado directamente al ataque contactando con el jugador. Y Solskjaer está detrás de todo. El entrenador le quiere como pieza básica de su medular, va a poner 50 millones de euros sobre la mesa merengue y le ha asegurado la titularidad al futbolista. Martin Odegaard, aunque está tranquilo, también duda, está sobrepasado por el interés de todos los grandes del Viejo continente y desea sopesar con calma la situación.

El presidente blanco, por su parte, quiere blindarle contra toda amenaza y tal vez tome la determinación de hacerle volver cuanto antes a la plantilla. Está nervioso. Por supuesto al máximo exponente merengue le molesta y mucho la actitud de los diablos rojos, pero espera que eso no haga dudar a la estrella noruega en su determinación de triunfar en el Madrid en el futuro. Pérez, sin embargo, no las tiene todas consigo: la Premier es atractiva y no solo le quiere Solskjaer, también un tal Jurgen Klopp.