Era la bomba oculta de Florentino Pérez ¡Casemiro ya tiene recambio!

El Madrid se lanza a por él ante la imposibilidad de firmar en invierno a Fabián Ruiz o Van de Beek

Si lo saben los aficionados al fútbol neutrales, o al menos en su punto de vista más objetivo, en el seno del Real Madrid mucho más. Incluso Zinedine Zidane da pistas de ello en sus alineaciones y cambios. Casemiro es el jugador más importante del Madrid, principalmente porque no tiene recambio. El problema para un equipo de la exigencia de partidos del cuadro blanco es que no se puede pretender que un futbolista juegue todas las competiciones del año sin lesionarse.

Esa urgencia, que de puertas a fuera no se manifiesta en las entrañas del cuadro de Concha Espina, sí es acuciante en las oficinas del Santiago Bernabéu y en la agenda de la dirección deportiva. Tanto Zidane como su cuerpo técnico y el mismo Florentino Pérez rastrean el mercado en busca de una posibilidad factible económica y estratégicamente. La tienen en mente desde hace tiempo con dos futbolistas, Fabián Ruiz y Donny Van de Beek.

Casemiro, en Eibar

Gustan los dos, pero ambos presentan el enorme inconveniente de que no se podrán hacer efectivos este año y la urgencia del Madrid lo es porque el parche que venga, el sustituto de Casemiro, debe serlo esta misma temporada. Había un tercer nombre oculto en el despacho del máximo dirigente blanco. Simplemente no se conocía el interés merengue en él, pero ahora ha trascendido.

Y es que los de la Castellana siguen la pista y tratarán de incorporar al medio centro posicional del Leicester, Wilfred Ndidi, el cual está cuajando una gran temporada. En el ex campeón de la Premier con Claudio Ranieri saben bien lo que es tener un stopper de garantías, ya que de aquí salió Kanté, rumbo a Londres. El nigeriano, de 22 años, tiene contrato hasta 2024 y cuenta con un precio de marceado de 20 millones de euros, aunque la operación no saldría por menos de 40.