Ficha, convence a su estrella y se la lía al Barça ¡Ya no viene!

Bloquea su salida

El Barcelona está en el mejor momento de la temporada. Leo Messi se ha alzado con su sexto Balón de Oro, lo que le convierte en el futbolista con más galardones de la historia del fútbol mundial; el pasado fin de semana doblegaron al Atlético de Madrid (0-1) con gol precisamente del argentino, y siguen al mando de su grupos de la Liga de Campeones y de la competición doméstica. Está claro que las flaquezas siguen latentes, pero por ahora los culés están de enhorabuena por el transcurrir deportivo.

Eso sí, en el seno de la entidad del Camp Nou no son ajenos al mal juego del equipo, las concesiones del equipo y las dificultades que se va a presentar ahora, en enero, con el mercado de fichajes, donde Arturo Vidal e Ivan Rakitic (también Carles Aleñá) forzarán para salir de la entidad catalana en busca de minutos y trascendencia. Por otro lado, sigue preocupando el bajo rendimiento de Antoine Griezmann, que en el Wanda Metropolitano volvió a ser el peor del equipo junto a Junior Firpo.

También algunos de los movimientos que se están sucediendo en el mercado, como el acercamiento de la Juventus de Turín a William o la llegada, que parece cada vez más cercana, de un nuevo inquilino al banquillo del Arsenal, lo que daría al traste con el interés blaugrana de hacerse con los servicios de Pierre Emerick Aubameyang, un movimiento que podría tener a las dos partes listas para sentarse a discutir las condiciones. Eso por no hablar de la cada vez más compleja operación Neymar que ha prometido acometer Josep Maria Bartomeu a Messi por el brasileño.

Sin embargo, el Arsenal piensa firmemente en Marcelino García Toral como sustituto de Unai Emery y el preparador, ex del Valencia, si llega, ha dejado claro que no permitirá que el gabonés abandone la disciplina gunner. De ahí que el Barça, sea el míster asturiano u otro el que ocupe el banquillo inglés, vaya contrarreloj en su carrera por hacerse con los servicios de punto, al que también sigue el Inter de Milan y el Real Madrid.

Marcelino García Toral