¡Bomba! Cristiano Ronaldo se enfada con Messi y le roba dos cracks al Barça

La Juventus se adelanta al conjunto culé ¡Ojo al movimiento!

Ni apareció por la gala del Balón de Oro, pero todo el mundo puede esperar que no le sentó nada bien a Cristiano Ronaldo no recibir el máximo galardón individual mundial este año ni el pasado, principalmente porque su actual temporada no invita al optimismo y su edad aún menos, por lo que parece que el crack luso se estancará en esos 5 galardones, lo cual no está mal. Sin embargo, CR7 es un ganador y no un buen perdedor.

Él confía en un último recurso en esta temporada y la próxima campaña como punta de lanza para auparle a lo alto del podio del Balón de Oro: sus bazas pasan por dominar con sus equipos Europa. Lo sabe bien, si gana la Eurocopa y sobre todo la Champions League, sus opciones de ganar su sexto título y alcanzar a Messi se disparan. De ahí que Cristiano, que en lo individual y en sus números tiene peores registros que el argentino esta campaña, esté tranquilo y confíe en llevarse los títulos colectivos como medio para alzarse con los individuales.

Cristiano y Chiellini

Le quedan dos temporadas en la Juve. En esta su equipo estará en los octavos de final de la Liga de Campeones como primero de grupo tras vencer al Atlético de Madrid en esa puja y su selección hará lo propio en la Eurocopa donde, eso sí, se verá las caras con Alemania y Francia. En la siguiente, CR7 ya se mueve y el portugués ha recomendado el fichaje de dos jugadores gratis a su club: Pedro y William, con los que lograrían un salto de calidad a coste cero y una doble arma para llevarse la orejona.

Pedro y William

Este hecho choca frontalmente con la intención del FC Barcelona de fichar a un William que de esta forma firmaría por La Vecchia Signora, donde podrá gozar de más minutos y un papel protagonista, algo que el Barça no puede prometerle. Con 33 y 31 años, respectivamente, parecen jugadores en plena madurez y sin riesgo para los bianconeri: si salen bien, perfecto; de lo contraio, siempre pueden finiquitar su contrato por una temporada, sobre todo en el caso del español.