Florentino Pérez entre en cólera por su perla: Guerra contra este gigante

El interés de estos grandes la Premier League amenazan su continuidad

No se lo esperaba. Florentino Pérez, que ya tiene bastante con lidiar con los problemas deportivos, ahora tiene una situación delicada y desagradable que le he sorprendido y encolerizado a partes iguales. Le ha llegado a sus oficinas del Santiago Bernabéu que uno de los clubes más poderosos del continente no solo tiene interés en una de sus perlas, sino que quiere convencer para que se mude a Inglaterra y deje el Madrid.

Esto para Florentino Pérez es un ultraje y una falta de respeto. Mas aún cuando se ha percatado que no solo es un equipo el que quiere a su jugador, sino varios, y mientras unos han venido preguntando, otros han tomado la iniciativa de ponerse directamente en contacto con el jugador para tratar de convencerle.

Y hay una de esas entidades que ha sido especialmente dolorosa para el máximo dirigente blanco, porque su historial y guerra es permanente. El Manchester United ha complicado el fichaje de David de Gea y el de Paul Pogba por el Madrid. Se las hizo pasar canutas a Florentino y ahora los red devils han tocado al jugador joven más prometedor del Madrid, y no es ni Vinicius ni Rodrygo ni Kubo, sino Martin Odegaard, que está nominado a mejor jugador del mes en LaLiga.

Real Madrid

El repentino interés de Ole Gunnar Solskjaer por Odegaard viene dado por su posición en el campo, que el United necesita como el comer, y su proyección, que parece fulgurante. Pero no es el único, tanto Jürgen Klopp como Unai Emery le quieren para sus respectivos Liverpool y Arsenal.

Por lo menos, para Florentino, el Wolverhampton vino con el dinero por delante, preguntando, pero estos tres gigantes ya son diferentes: pueden tentar al nórdico y prometerle el cielo, y eso horroriza a un Florentino que ve en Odegaard a la gran esperanza blanca de los próximos años. El portazo que pretende instauran en la frente de los tres equipos ingleses es tajante, y se la guarda para el verano. Florentino Pérez lo tiene claro: Odegaard es madridista.