Harry Kane lo quiere fuera o se irá al Real Madrid (y no es Pochettino)

Y es un peso pesado

El Tottenham Hotspurs sufrió anoche una de las goleadas más bestias que se recuerdan en la Champions League en los últimos años y además la padeció en su propio terreno de juego, algo que calentó el ambiente aún más. Mauricio Pochettino podría ser despedido como entrenador del conjunto inglés si vuelve a pinchar en la Premier League, donde no va muy sobrado hasta el momento, y hay varios futbolistas que no se pueden ni ver. El proyecto está más erosionado que nunca.

Dos jugadores que rozaron ayer la pelea fueron Harry Kane y Dele Alli, quienes discutieron tras el partido y es que el delantero no entiende qué le ocurre a su compañero, quien lleva bastante tiempo estancado y este año su temporada está siendo flojísima.

El goleador del pasado Mundial de Rusia no aguanta más el ego de un Dele Alli que no ha empatado con nadie en el panorama europeo y que quiere ganar más dinero que el delantero en el Tottenham.

De hecho, el propio Harry Kane le habría dado un ultimátum a Daniel Levy, presidente del Tottenham, avisando que espera que Dele Alli salga del club, ya que es uno de los motivos por los que Christian Eriksen quería marcharse este verano. El centrocampista inglés, amigo de la prensa, se está apuntando méritos de otros y eso no está gustando nada en la plantilla de Mauricio Pochettino. Kane ya ha avisado que tiene una oferta del Real Madrid sobre la mesa para la temporada que viene y que si siguen así las cosas no dudará en aceptarla. 

La propuesta blanca no sería la única ya que Bayern de Múnich y Juventus de Turín también estarían tras el delantero inglés, pero a Harry Kane le gusta España y cree que el Real Madrid tiene el juego idóneo para sus características.