José Mourinho le hace un favor millonario al Real Madrid ¡Vaya bomba!

El entrenador portugués juega esta carta y sorprende a todos

José Mourinho quería ser el nuevo entrenador del Real Madrid y no le faltaban argumentos y benefactores en el club de Concha Espina, pero Florentino Pérez se ha interpuesto en su camino para arribar a la capital de España por segunda vez. No le cortó totalmente las alas pero fue muy claro con él, “Zidane es insustituible y confiamos en él, le dijo, y salvo catástrofe seguirá hasta el final de temporada.

Mou, que esperó hasta el último momento la llamada del presidente blanco, terminó por desencantarse con la idea de volver al banquillo madridista en un corto espacio de tiempo y tiró por la calle del medio: volver a Inglaterra y a un grande. El luso ha firmado por los spurs y ahora se concentra en devolver la esperanza de ser grande a los londinenses.

José Mourinho

Les costó a los ingleses creerse que podían entrar en la pelea por los títulos a la misma altura que otros grandes británicos, pero Pochettino lo consiguió, incluso les hizo soñar con la Champions League. Sin embargo la gran ascensión spur en la pasada temporada fue proporcional a su caída esta temporada, pero Mourinho, que es de ideas fijas, no se resigna a su actual suerte y espera liderar un bloque de la máxima competitividad. Daniel Levy le ha asegurado que dispondrá de recursos para llevarlo a efecto. Y con esas dos verdades, The Special One ha girado sus ojos en dirección al Bernabéu para potenciar su plantilla con un jugador que le encanta y puede encajar en su nuevo proyecto.

Mourinho quiere a Gareth Bale, no a cualquier precio, pero sí está empeñado en devolver al expreso de Cardiff a su casa. Mou les pedirá a Barnett, su agente, y al mismo jugador que renuncien a parte de sus sueldo y cambio él le dará a un equipo que bailará a su ritmo. En Madrid esta posibilidad se ha recibido con júbilo y expectación, y van a hacer, por esta vez, todo lo posible por ayudar a José Mourinho en su objetivo. No en vano, para los madridistas sería una doble alegría: librarse de Bale y de su ficha.

Gareth Bale