Le echan de la Premier y el Barça se plantea ficharle en invierno

Su nombre está sobre la mesa del Camp Nou, gusta de siempre en ‘Can Barça’

La calidad bien conducida nunca está de más en un equipo. El Barça tiene mucha, sobre todo de tres cuartas partes de campo para delante, con una delantera incluso en overbooking debido al fichaje de Antoine Griezmann y la irrupción de Carles Pérez y Ansu Fati. De hecho, con los dos chicos de la cantera, el Barcelona dispone de su tridente titular con Leo Messi y Luis Suárez acompañando a El Principito más Ousmane Dembelé.

De estos seis puntas, ninguno, salvo Messi (pero por circunstancias del partido y su liberación absoluta en el esquema de Ernesto Valverde para superar líneas), puede actuar de enganche, media punta o medio centro. Para ello están los Frenkie de Jong, Sergio Busquets y Arthur, además de Arturo Vidal, Ivan Rakitic y Carles Aleña. En total doce jugadores para la zona creativa del terreno de juego. Y aun así hay hueco para un diez más, capaz de bajar a recibir y ayudar en la elaboración y a la vez con llegada y capacidad de filtración de último pase.

Griezmann y Messi

Hay un hombre de estas características que podría llegar libre en invierno procedente del Arsenal, con el único coste de su sueldo, que siempre ha gustado en Can Barça y del que se quiere liberar su equipo. Y ese no es otro que el ex madridista Mesut Ozil. El alemán apenas cuenta en el esquema de Unai Emery y es el futbolista con el sueldo más alto de la plantilla: 400.000 euros semanales.

Con el ánimo de liberar esa posición y quitarse de encima al alemán, los gunners estarían dispuestos a dejarle en préstamo hasta final de temporada con opción a compra y pagando parte de sus sueldo; tal es el grado de descontento del cuerpo técnico y directiva londinense con el genial aunque díscolo mediapunta.

Simplemente es una opción que se baraja en el Camp Nou, pero Ozil aún tiene muchos admiradores en LaLiga desde su etapa en el Madrid, y en la ciudad condal hay unos cuantos.