¡Mourinho en apuros! Al Tottenham se le apaga la luz y Mou debe resolverlo

Pronto están llegando los problemas y todos con ganas de ver si tiene capacidad para resolverlos

Cuando Mourinho fichó por el Tottenham Hotspur sabía que aceptaba un reto muy complicado: el club había hecho en 2019 una de las mejores temporadas de su historia y la mejor de la última década con diferencia. Tras el fracaso que cosechó Mou en el Manchester United, era la oportunidad de demostrar al mundo que, ni mucho menos, está acabado como entrenador y que aún tiene cuerda para rato

Harry Kane

Pues tras un primer mes de competición y pasado el efecto inicial propio de la novedad y de la repercusión mediática que conlleva siempre hacerse con los servicios de un míster como Mourinho, ahora es cuando vuelven a verse las carencias de un equipo que tiene muchas cosas que mejorar si quiere estar en abril y mayo compitiendo con los mejores tanto en Inglaterra como en Europa. 

Durante la jornada de ayer tuvo lugar el clásico Boxing Day, jornada liguera de la Premier League que se disputa siempre el 25 y 26 de diciembre, coincidiendo con la festividad navideña. A pesar de que el equipo logró los 3 puntos frente al Brighton and Hove Albion, esto no logró ocultar las insuficiencias de los Spurs ni mucho menos. En defensa hacen aguas y han encajado goles en todos los partidos disputados desde la llegada del técnico de Setubal. Esto es algo que deben corregir cuanto antes porque viven de su capacidad goleadora pero el día que esta baje dejarán de sumar puntos. 

En ataque hay jugadores en un estado de forma muy deficiente como es Lucas Moura y la circulación de balón en el centro del campo es lenta y muy predecible. Si Mourinho logra mejorar todas estas penurias, el equipo será competitivo porque dispone de grandes individualidades, pero de no hacerlo será muy difícil luchar por los puestos que dan acceso a la Champions de la próxima temporada y dejarían a Mourinho muy, pero que muy tocado.