¡Oferta al Barça! El Tottenham quiere al crack culé que Leo Messi descarta

El jugador está encantado y desea irse ¡En enero!

El Barça ya ha empezado a carburar en Liga (ya que en Champions League nunca dejó de hacerlo al menos no al nivel del Madrid, que salió vapuleado de la primera visita dura que tuvo, París, y sufrió todo para igualar a un rival menor en casa, el Brujas), tanto que ya es líder y comienza a tomar velocidad de crucero. Y ya sabemos que ese ritmo, normalmente, no lo puede seguir nadie en España hoy por hoy.

No es casual que la caída de los blancos coincida con el ascenso del Barça. Ambos clubes son vasos comunicantes y aunque aún restarán dos meses para verse las caras en la competición doméstica, los merengues ofrecen muchas más dudas que los azulgranas, sobre el papel –donde el cuadro de Valverde tiene más nombres y con más peso- y sobre el césped –el Barcelona domina más los partidos y es menos vulnerable en defensa-.

Pero cada cual con sus problemas, y en Can Barça, pese al buen ritmo de resultados positivos, no todo son risas y aplausos, hay futbolistas que viven horas bajas y eso se nota en el vestuario. Leo Messi ya lo advirtió tratando de hacer hueco a ciertas piezas como Rafinha, al que sí se colocó en el Celta, o Carles Aleñá, que sigue desaparecido. La llegada de Arthur y Frenkie de Jong ha dejado las posibilidades de Arturo Vidal e Ivan Rakitic más limitadas, qué decir del medio centro catalán de La Masía

Vidal, en el choque ante el Eibar

Pero al Barça ahora le llega la oferta de un gigante que apuesta en firme por Aleñá. Una segunda oportunidad. El Tottenham confía en el joven talento blagrana como sustituto de Christian Eriksen. Los spurs han preguntado al Barça y tanto el astro argentino como el míster vasco ven con buenos ojos hacer caja con Aleñá, que tiene una clausura de 64 millones de euros, pero Bartomeu, que no le desagrada el interés londinense, no quiere desprenderse de una de las piezas de la cantera por miedo a la reacción del socio blaugrana. El entorno de Aleñá parece estar entusiasmado con la idea de jugar en la Premier League.

Mientras, los spurs apuestan fuerte por él. La pelota está en el tejado del presidente del Barcelona.