Pochettino y el United cierran la clave para fichar a Neymar

Ojo al movimiento 'red devil'

Es cierto que el Manchester United lleva lustros sin ser el equipo reconocible con el crecimos viendo el fútbol inglés allá por la década de los 90, cuando dominaba la Premier League con mano de hierro y enganchaba alguna Champions League cada cierto tiempo (1999 y 2008), estando eso sí siempre en la terna de los mejores aspirantes al título. Ahora los red devils son una mofa de aquella realidad fergussoniana. Como reflejo distorsionado, es que ni se le acercan a tal aspecto. Y eso debe cambiar. Para ello se va a hacer un esfuerzo estratégico importante: fichar un entrenador de altura, seguramente Mauricio Pochettino, y un asistente de fichajes de la misma talla.

A 33 puntos del líder del campeonato inglés, el Liverpool de Jurgen Klopp (los diablos rojos acumulan 34 puntos, por los 67 de los reds –y eso que estos tiene un partido menos-), con solo 24 jornadas disputadas, la realidad del United en cuanto a regularidad es un drama. Y es desde ahí por donde se empieza a construir la consistencia de todo lo demás. Si los resultados deportivos no acompañan, aunque sea mínimamente, es muy complicado tener estabilidad institucional. Y no es la única amenaza, ya que Europa peligra.

Manchester United

Con 34 puntos, el United marca la zona de Europa League, pero está empatado con Wolverhampton y Tottenham Hotspur, tiene a un punto al Sheffield United y a tres al Southampton, mientras que el Arsenal, otro gigante en horas bajas, está a cuatro. Pero sin duda lo más preocupante es que el Chelsea, cuarto y quien señala la clasificación para Liga de Campeones, tiene 40. Es decir, la entrada en la Champions se ha puesto muy cuesta arriba, al menos mucho más que la competencia por coger la clasificación para la Europa League.

Y a ello están muy atentos tanto Maximiliano Allegri como Mauricio Pochettino e incluso Ernesto Valverde, que serían los tres nombres que baraja el club para ponerse al frente del banquillo la próxima campaña, ya que no es lo mismo coger un proyecto en un histórico sin aspiraciones en la máxima competición continental que estar entre los favoritos a gobernar Europa. Este hecho, además, puede dificultar en exceso el fichaje de ciertos cracks, que querrán jugar la mejor competición de la UEFA.

Cambio estratégico

Dejando a un lado la faceta deportiva, que tendrán que arreglar los Ole Gunnar Solskjaer, Pogba, Martial y compañía, el United se mueve no solo en la dirección de vestuario, sino también en la secretaría deportiva con la inclusión de un hombre fuerte y que puede cambiar el sentido de la plantilla que está por hacerse. Y ese no es otro que Antero Henrique.

Antero Henrique

Este portugués, que se haría con la dirección deportiva de los diablos rojos, fue el hombre clave del PSG en el fichaje de Neymar Junior procedente del FC Barcelona o de Kylian Mbappé desde el Mónaco. En este sentido, Pochettino, que es quien con más fuerza suena para el banquillo de Old Trafford, quiere un súper crack y está pendiente de la situación de Leo Messi en el FC Barcelona. No obstante, de no poder fichar al argentino, quisiera disponer de Neymar Junior. Tanto el argentino como el luso pondrían todo de sí para que el brasileño lidere la próxima etapa del United.

En esa operación, como es lógico, sería clave la venta de Paul Pogba, al que el club ya no quiere retener. De puertas adentro se sigue en la línea del hermetismo y el precio desorbitado, con el ánimo de conseguir el mayor montante posible por él, pero oficiosamente ni se cree ya en el jugador deportivamente ni a nivel de implicación, por lo que, salvo que no existan ofertas, Pogboom se irá en junio.