La Premier y la Ligue 1 van a por la estrella del Liverpool ¡Klopp flipa!

El delantero está dando un rendimiento bárbaro

Cuando las circunstancias favorecen, debido indudablemente al trabajo bien hecho, la estabilidad cada vez está más cerca de romperse. Sin duda en el mundo del fútbol hay fuerzas que tratan de arrebatarle al Liverpool su idilio con el éxito. La primera y más importante desde la pugna deportiva. Los red son los actuales campeones de Europa y se verán las caras con el siempre difícil Atlético de Madrid del Cholo Simeone en octavos de final de la Liga de Campeones, pero, de pasar los ingleses, habrá otros tantos gigantes esperando entorpecer su camino a la final. La segunda es extradeportiva y tiene que ver con el interés por sus jugadores, entre ellos Sadio Mané o Mo Salah.

Mo Salah

El Madrid hace tiempo que persigue un nueve y quieren que este sea el senegalés, solo que Jurgen Klopp no está por la labor de deshacerse del que considera el más insustituible de los tres de arriba (Salah y Firmino completan la terna). En este sentido, ya hay un acercamiento blanco y está en conocimiento de todas las partes. El peligro para el míster germano es que Mané vea atractiva esta oferta y quiera irse. Veremos.

Lo que es indudable es que el producto Liverpool tiene rédito y gusta, sean estos jugadores de la actual plantilla o ex jugadores, como es el caso de Daniel Sturridge, ex estrella red y hoy delantero destacado del Trabzonspor turco. Sus exhibiciones en el país otomano le han valido el interés de la Premier League, otra vez, y de un grande de la Ligue 1, y Klopp, que en su tramo final no contó mucho con el futbolista, alucina con los nombres de los interesados: Aston Villa y Olympique de Marsella.

Con cuatro goles en seis partidos Sturridge puede ser el refuerzo que necesitan los villanos, toda vez que estos han perdido a Wesley Moraes por una lesión de tobillo y su situación en la tabla clasificatoria es preocupante, son decimoséptimos y están a un punto del descenso directo. El caso del Marsella es diametralmente opuesto. Su interés en el punta inglés es para apuntalar su ataque y seguir la estela del todopoderoso PSG, al que siguen inmediatamente después en lo alto de la clasificación y con el que tienen un déficit de siete puntos.

Daniel Sturridge