¡Quiere volver! Luis Suárez está harto y Leo Messi lo sabe

El Barça y Ernesto Valverde tienen un problema con el descontento de su estrella

No está gustando entre los aficionados culés la puesta en escena del equipo este año, salvo quizá la aparición de Carles Pérez y sobre todo Ansu Fati. Los azulgrana han protagonizado uno de los arranques de curso más calamitosos de cuantos se le recuerdan al conjunto culé en su era reciente, era gloriosa, era Messi. Y es que ni el equipo que dirige Ernesto Valverde ni Leo Messi, que cuenta sus minutos de competición este año por lesiones, han conseguido dar un golpe sobre la mesa de campeón.

Eso en LaLiga, pero tampoco en Europa. Los blaugranas, que eso sí solo llevan un partido de competición y sacaron un punto del siempre complicado Westfalenstadion, no ofrecieron una cara positiva en su puesta de largo ante uno de los duros rivales del grupo, el Borussia de Dortmund, en el Signal Iduna Park. De hecho fueron superados y solo la gran actuación e Marc-André ter Stegen les salvó de una debacle similar a la del Real Madrid en París.

Luis Suárez

La diferencia es que el Madrid, que también empezó mal, ha reaccionado y el Barça aún sigue en coma. Y eso lo precipita todo. La masa social culé es muy crítica y la ha emprendido a golpes con una de sus estrellas: Luis Suárez. Tanto en el Camp Nou como en las redes se le culpa de muchos de los males del equipo y el uruguayo tiene un límite. Está triste y se lo ha hecho saber a Leo Messi. Piensa que aún puede reconducir la situación pero también en algo que nunca se había planteado: irse.

Y hay un equipo que pese a su edad, 32 años, le recibiría con los brazos abiertos. También su entrenador, Jürgen Klopp, que le encanta el charrúa. El Liverpool sí estaría dispuesto a acometer una operación que, en el verano, podría rondar los 50 millones o incluso menos, ya que el sudamericano termina contrato con el Barça en 2021. Esto lo sabe el jugador, el club inglés y Leo Messi. Veremos cómo evoluciona el paciente, pero para Luis Suárez, en estas circunstancias, no sería un drama volver a la que fue su casa: Anfield.