Tremenda bronca de Leo Messi a Bartomeu ¡Le roban otra perla al Barça!

El crack argentino entra en cólera por otra fuga de La Masía

Si hay algo que seguramente le van a echar en cara a Josep Maria Bartomeu sus detractores, además de tirarle alguna pulla, casi infundada, por mantener en el cargo a Ernesto Valverde, es que el presidente actual del FC Barcelona casi ha dinamitado la propuesta de ascender a jóvenes de la cantera. Es cierto que los Carles Aleñá o Ansu Fati han sido interesantes focos de esperanza en este aspecto, pero también lo es que cada vez tienen un uso más residual.

A los talentos de La Masía no se les toma muy en serio (salvo cuando las urgencias por las lesiones han acuciado) y solo juegan aquellos minutos intrascendentes, léase el caso de San Siro ante el Inter de Milan (buenos minutos estos, eso sí). Como prueba de la posible equivocación de apartar a los chavales, tenemos el citado impresionante escenario en Liga de Campeones donde Fati brilló y marcó el gol del triunfo (luego nadie podrá decir que no vale para el Barça). Pero esta crítica tiene su fundamento en la política de fichajes de Bartomeu, que tomó su punto álgido con la llegada por una millonada de Philippe Coutinho y Ousmane Dembelé, que, por cierto, no han funcionado.

Y si ayer era Abel Ruiz el que se hartaba de la falta de oportunidades en el primer equipo y pedía salir de Can Barça, hoy llega el Manchester City con una oferta ya cerrada y acordada por otra de las joyas culés: Juan Larios. El lateral izquierdo blaugrana, al que se ha venido en llamar el sustituto de Jordi Alba, tiene los días contados en el club catalán. Y eso es algo que al gran crack azulgrana, Leo Messi, que vino de la cantera y ve el club en perspectiva, no le hace ninguna gracia.

Juan Larios

Y se lo ha hecho saber a Bartomeu. Está claro que hay que fichar a buenos jugadores, pero no a costa de ahogar a la juventud propia. Y es que Larios va a unirse a los skyblues en cuanto llegue a los 16 años y pueda cumplir con la normativa europea. Está acordado y cerrado. Se va. Uno más, y lo hará por 400,000 euros. Cada vez se ve más complicado en el Barcelona que aparezca un nuevo Sergio Busquets o Pedro. Qué decir de un Leo Messi…