Bartomeu acorralado: El 'No' del PSG ¡desata una tormenta en el Barça!

Varios cracks se declaran en rebeldía y puede haber un motín interno que amenaza la estabilidad del grupo

Cómo cambia esto del fútbol de un día a otro, de una hora a la siguiente. Qué magia, qué gloria y qué líos. Uno, el que se le viene encima al Barça, puede ser de proporciones bíblicas. Y es que el FC Barcelona, que ha tensado la cuerda hasta lo imaginable por el crack del PSG Neymar, ahora, con la negativa de Nasser Al Khelaifi, se ve compuesto y sin novia.

Por partes. Josep Maria Bartomeu ha buscado todas las fórmulas posibles para satisfacer a Leo Messi y Luis Suárez en su pretensión de firmar al genial extremo carioca, pero le ha salido la jugada rana. Primero porque se ha ganado la enemistad de algunos directivos que le fueron fieles y renegaron del movimiento por ser un ultraje al honor del club. Pasó por encima de ellos. Pero es que después mandó emisarios hacia la capital de Francia con ofertas que incluían nombres de altos vuelos sin ponerlo en conocimiento de los señalados.  

Dembelé, en el Barça

Pero la rotura de negociaciones del Paris Saint Germain supone que la cuerda se ha roto para el presidente del Barça: el viento ha cambiado y amanezca tormenta. En el horizonte LaLiga, sin Leo Messi, Ousmane Dembelé y Luis Suárez, y con varios nombres, de los mencionados anteriormente, poco satisfechos con el trato del club. El primero, el rebelde francés, que no quiere irse del Barça y no acepta ir cedido, como adelantaba su agente; y el segundo, más problemático, el de Ivan Rakitic, que no quiere oír hablar de conversaciones con los dirigentes culés y quiere forzar para salir a cinco días del cierre de mercado.

Juventus de Turín e Inter de Milán (algunos rumores han hablado incluso del Real Madrid), que quieren pescar en aguas revueltas, se adhieren como lapas a las circunstancias y están dispuestos a darle una salida a la ira del croata. Los bianconeri, si se da el caso, se lanzarán de nuevo a por el mediocentro poniendo a Emre Can sobre la mesa de negociaciones, mientras que los nerazzurri propondrán una cesión con opción a compra. En este traumático proceso puede ser clave la decisión del media punta de la selección arlequinada.

Y, ya se sabe, tener a dos pesos pesados a disgusto siempre es un problema…