Calabazas al PSG e intercambio tremendo de Zlatan Ibrahimovic

La Serie A, patas arriba

El AC Milan recibió un duro golpe el pasado fin de semana en el Derby della Madonnina al caer en casa de su rival el Inter de Milan -su mismo estadio pero permutado su nombre desde el Giuseppe Meazza al de San Siro- por 4 tantos 2. Quizá esa sea la distancia real a día de hoy entre un proyecto y el otro, y eso es lo que quiere revertir el club rossoneri, que desea volverá disputar tanto un Scudetto como una Champions League, donde todavía es el segundo equipo más laureado de todos los tiempos con siete entorchados.

Ni siquiera Zlatan Ibrahimovic, que marcó un tanto y asistió en el primero a Ante Rebic, fue capaz de dar el empuje suficiente a su equipo como para llevarse un clásico que rompe con la racha de siete partidos sin conocer la derrota, entre Serie A y Copa de Italia, que acumulaban los de Stefano Pioli. Y eso es una realidad muy dura para quienes, como los tifosi milanistas, han estado tan acostumbrados a la gloria.

Pero el dinero manda y ahí el Milan, hoy por hoy, no puede competir ni con Inter ni con Juve y debe conformarse con movimientos que den la campanada, como el que pretende con el Chelsea y a costa del PSG. Ya que tanto Paolo Maldini como Boban planean un intercambio beneficioso con el club londinense entre Lucas Paquetá y Tiémoué Bakayoko, que no cuenta para Frank Lampard y sin embargo puede ser de gran ayuda en la medular milanista.

El brasileño del siete veces campeón de Europa ha perdido mucho peso en la plantilla transalpina -como le ocurriera a Suso, que decidió poner rumbo a Sevilla- con la incursión del delantero serbio y sobre todo la llegada del sueco, que también ha desplazado a Krzysztof Piatek, hoy en el Hertha de Berlín, y que acaba de perder a su entrenador en la entidad bávara, Jürgen Klinsmann, que ha renunciado al cargo. Paquetá era pretendido por los parisinos pero la operación con el mediocentro londinense le permite al Milan hacer una permuta beneficiosa.

Paquetá

Paquetá no lleva ni un gol en diecisiete partidos esta temporada y solo una asistencia, mientras que Bakayoko ha disputado dos partidos más con los blues y ha anotado un tanto y repartido un pase de gol. Con todo, en el esquema rossoneri sí encaja más un futbolista del corte del costamarfileño más que el del carioca.