Cristiano Ronaldo bloquea al delantero ¡Quiere a este por 150 kilos!

La Juventus de Turín está cerca de cerrar un acuerdo

Cristiano Ronaldo volvió a marcar un hat trick -de esos que en el Real Madrid hacía como churros- en su carrera y lo hizo, el pasado fin de semana, en un partido a priori complicado ante el Cagliari. La Juve terminó por golear a un cuadro de Cerdeña que llegaba a Turín como uno de los gallitos de la competición italiana y con un CR7 de los de antes. Su vuelta tras las navidades le ha sentado tan bien al 7 que se ve con fuerzas para tirar del carro de los goles de la Vecchia Signora hasta final de temporada. Eso sí, si los bianconeri no fichan a un ariete, sí deben hacer una incorpoaración de dominancia en la medular.

Y el elegido por Mauricio Sarri, el portugués y la directiva turinesa es Paul Pogba. Máximo cuando se han quedado prácticamente solos en la puja por el francés, toda vez que el Real Madrid parece que se lanzará a por Donny Van de Beek y un delantero (veremos si también Fabián Ruiz, en función de las salidas) en vez de a por el centrocampista francés. Llevar de vuelta a Pogboom a Italia es ahora el principal objetivo del ocho veces campeón consecutivo de la Serie A.

Paul Pogba

Las conversaciones entre los transalpinos y el Manchester United se han retomado con fuerza y la operación está más avanzada que nunca. Los ingleses (viendo lo poco que está por la labor el futbolista de ayudar a su causa esta temporada) por fin han cedido y piensan venderle. Ed Woodward, máximo responsable del United en materia de fichajes, considera que si el jugador sigue por este camino, y equipos como el Madrid desisten en ficharle, tienen un problema; es mejor sacar tajada por él e ir a por un referente de altura.

Y la Juve ahora tiene la sartén por el mango. Esperan introducir jugadores o hacer acopio de dinero y desembolsar una cantidad nunca mayor de 150 kilos por el galo para hacer posible la vuelta más esperada. De una u otra forma, juventinos y diablos rojos están condenados a entenderse por él. Lo harán y Cristiano dormirá más tranquilo sus últimos días en la élite con las espaldas en el centro del campo cubiertas. Al luso le obsesiona la Champions League, es su pasaporte hacia el sexto Balón de Oro y sin Pogba es más complicado…