Dejan al Barcelona por los suelos: Koulibaly en el ajo, Koundé apunta

El presidente del Nápoles, De Laurentiis, confiesa por qué Koulibaly no fichó por el Barcelona

A nadie se le escapa que siempre que algo gira en torno al Nápoles, emerge la figura de su carismático presidente, Aurelio De Laurentiis. Esta vez, el empresario italiano ha hecho alusión al Barcelona al hablar sobre el traspaso de Koulibaly al Chelsea en la emisora ‘Radio Kiss Kiss’. En sus declaraciones, desveló los motivos por los que no permitió en su momento al senegalés firmar por el conjunto azulgrana. Un jugador que deseaba salir del club y que veía con buenos ojos recalar en el Camp Nou.


“Dejé ir a Koulibaly porque me dijo ‘Presidente, tengo unos años por delante. Déjame ir, me quiero ir’”, empezó De Laurentiis, a lo que posteriormente consciente de la mala situación financiera que atraviesa el Barcelona añadió: “No, no te puedo vender al Barcelona porque no tienen dinero para pagarte. Están en problemas”. Desde el club italiano hicieron todo lo posible por renovar al senegalés llegándole a ofrecer 6,5 millones por temporada, pero apareció el interés de fuertes clubes como Juventus o Chelsea.


 “Llegó el Chelsea y no pudimos decir que no. No pudimos hacerlo porque un personaje como Koulibaly, a pesar de que había insistido, quería probar otra experiencia en un club de prestigio, en una liga que es quizás la mejor del mundo. Hay que estarle agradecido”, agregó el presidente napolitano sobre la fuerte puja por parte del club londinense por nada menos que 40 millones de euros. Algo que dejaban en vano los esfuerzos de la directiva por retener a un senegalés que acabaría marchándose a Stanford Bridge.


Así pues, quedó de manifiesto que el mandatario del Nápoles no se fiaba del Barcelona en cuanto a materia económica se refiere. Algo sobre lo que quedó en evidencia tras la activación por parte del club azulgrana de las denominadas palancas económicas que le han permitido realizar grandes fichajes de peso. Un prejuicio monetario, que sin embargo, ha podido calar en más de una operación como puede ser la de Koundé, donde precisamente el Chelsea vuelve a demostrar que está en condiciones de afrontar unas exigencias a las que tal vez al Barcelona le cueste más llegar.