Golpe de mercado: sorpresa por un crack del Tottenham rumbo Italia

Hay una fuerte lucha por hacerse con sus servicios entre tres grandes

Este fin de semana echará a rodar el esférico por los campos de una de las ligas más seguidas del mundo, la liga italiana, y lo hará con la previsión de los últimos años aunque con matices. La Juve es súper favorita a llevarse la liga y la copa, sin embargo el Inter de Milan está conformando un grupo combativo y con recursos que bien puede pelearle los títulos a los bianconeri.

Desde estos dos grandes aspirantes al cetro italiano hay muchos matices. Está la incógnita, con muchas sombras, del AC Milan, que viene de una campaña muy discreta a las órdenes de Gennaro Gattuso; también el Nápoles, que con un grupo asentado buscará luchar con Inter y Juve por palabras mayores; después aparecen la Fiorentina y la Roma, dos equipos diseñados para luchar por Europa, y en el caso de los gialorossi por la Champions League. Después encontramos a un Lazio que debe encontrar su sitio y a las posibles sorpresas, donde el Atalanta sigue en cabeza.

Danilo y Nedved

Y en esta lucha fratricida suena un futbolista por el que pelean la Fiore, el Nápoles y la Lazio y que podría aportar un plus de calidad y recursos que en la Serie A siempre han sido de mucha utilidad como son el juego aéreo y la corpulencia. Y ese no es otro que Fernando Llorente, libre tras su paso por el Tottenham y en la agenda de los tres históricos transalpinos.

En esta carrera el Nápoles ha tomado ventaja, pero informes de última hora apuntan a que el jugador español estaría reconsiderando la posibilidad de mudarse a una u otra ciudad. En este sentido, el Nápoles le ofrece jugar competición europea, luchar por el título local y seguir en la élite un año más a sus 34 años, sin embargo la Lazio le ofrece una probable titularidad asegurada y ser uno de los líderes del ataque junto al Ciro Immobile, Correa y Caicedo. El nombre de la Fiore, por su parte, ha ido perdiendo fuerza.

Llorente se va a Italia, falta saber qué ciudad degustará sus últimas patadas.