Koulibaly seguirá jugando de azul pero ahora en París

10 millones por temporada no le hacen dudar ni un segundo

Y hasta aquí. Algo así parecía haber dicho Kalidou Koulibaly a su club, el Nápoles italiano, cuando llegó la oferta que todo jugador sueña con recibir al menos una vez en su vida. El Paris Saint Germain había decidido apostar fuerte por el senegalés de cara a reforzar su defensa toda vez que Thiago Silva parece tener su final muy próximo, al menos el del fútbol de élite.

Por ese motivo, el club dirigido por Nasser Al-Khelaifi habría hecho llegar al central del Nápoles la irrechazable oferta de cobrar 10 millones de euros por temporada. A ver cuántos dicen que no a semejante cantidad de billetes. En Nápoles su presidente, De Laurentiis, sabe que a medida que avanza la convulsa temporada sus activos se están devaluando debido a la pésima temporada que está realizando el club, tanto en lo deportivo como en lo institucional, con huída del técnico incluida. 

De hecho, la salida del míster, Carlo Ancelotti, es algo que no gustó nada a Koulibaly, quien se entendía a la perfección con su entrenador. A pesar de haberse consagrado en la Serie A como uno de los mejores centrales de Europa Kalidou no está realizando ni mucho menos su mejor temporada desde que es profesional. La inestabilidad del club y ahora una lesión, no le están dejando tener regularidad en su juego.

PSG

Precisamente en busca de esa estabilidad está el Nápoles pero no parece que este año la vaya a encontrar y De Laurentiis lo sabe, por lo que no ve con malos ojos que alguna de sus estrellas salgan ahora para no dejar de ganar dinero con alguno de estos cracks.. Pues bien, Kolibaly será el primero de todos ellos y lo hará al PSG. De las cantidades no ha trascendido nada pero se espera que no sea nunca por debajo de los 60 millones de euros