‘Top secret’ por un crack mundial: ¡Estoy harto de él, véndelo!

Reunión exprés y acuerdo con un rival directo, la situación es insostenible

Haga lo que haga, diga lo que diga, la relación entre ellos está rota, y va a salir antes del cierre del mercado. Cuanto antes se haga a la idea es mejor para todas las partes. El desencuentro es total y no va a cambiar, y eso es un secreto a voces, por lo que dos clubes quieren pescar en río revuelto y obtener beneficio de una situación que pone a tiro a uno de los mejores del mundo en su puesto. No es baladí esta lucha.

Por otro lado, las grandes ligas europeas ya han echado a rodar y nadie quiere reforzar a un rival directo por los objetivos que comparten en casa, menos aún con alguna pieza que, aunque no funcione en la estructura interna, puede hacerlo fuera. Y es que los gigantes de Europa tienen a jugadores que no cumplen con las expectativas de sus entrenadores pero tiene calidad suficiente como para cambiar partidos, incluso un hipotético duelo fratricida.

Este es el caso de Ivan Rakitic y Ousmane Demebelé en el Barça tras el terremoto Neymar, que podrían generar un problema interno, se le busca una salida en el caso del croata y hay varios interesados. Eso sí, se teme que sea un arma de ida y vuelta, y por eso se prefiere vender al extranjero, para no volver a verse las caras y verse en casos hipotéticos y puntuales. Y en este sentido el caso de Mauro Icardi y el Inter de Milán es la manifestación más clara de esta incómoda situación.

Antonio Conte, ganando la Premiere

Y el Nápoles, el Mónaco e incluso el Atlético de Madrid pueden verse beneficiados de la insostenible situación del ariete argentino. El Inter le ha tasado en 65 millones y los dos equipos están dispuestos a pagar esa suma. También la Juve de Cristiano Ronaldo, pero los nerazzurri han declarado la guerra a su rival en el Serie A y no quieren sondear la vía Turín. A falta de la decisión final y el sí del jugador, Icardi saldrá del Inter y el Napoli tiene muchas papeletas para llevarse el gato al agua.