¡No me voy al PSG! Cristiano Ronaldo alucina con un compañero estrella

Tremendo: La salida del crack se daba por hecha y ahora quiere otro destino

La Juventus de Turín ultima la plantilla que debe luchar por los títulos esta temporada, le quedan pocos días y quiere aprovecharlos, aunque ha tenido conocimiento de un movimiento que tenía hecho y ha sido bloqueado en seco por el futbolista en cuestión, un jugador fundamental en el club juventino en las últimas temporadas.

La Juve no quiere errar sus pasos y, a la vez que sondea el mercado, busca equilibrar al máximo un plantel que tendrá que hacer frente a un año que se presenta complicado. Y es que los turineses, sin demasiado esfuerzo, se han llevado la Serie A con suficiencia los últimos años, pero este año le ha salido un duro competidor en un Inter con brío renovado y que cuenta con una delantera de lujo: el casi probable Alexis Sánchez, Rumelu Lukaku y Lautaro Martínez.

Paulo Dybala, en un partido de pretemporada

Pero no solo importa el calcio, los bianconeri tienen entre ceja y ceja la Champions League, que ya se les resiste desde hace demasiado tiempo y es el único trofeo con el que se puede saciar el hambre de su estrella Cristiano Ronaldo, que tiene cinco pero quiere seis, tantas como balones de oro piensa que puede lograr.

Mauricio Sarri hace encaje de bolillos con Paulo Dybala por un lado, sopesa la ira de Ivan Rakitic en la Barça por otro y espera refuerzos en la delantera. O no, porque uno que parecía con pie y medio fuera, Mario Mandzukic, que ha sido pieza fundamental del equipo en las últimas campañas, ha plantado a un pretendiente estrella: el PSG. El croata ha dicho que no a la posibilidad de irse a París y esperará en Turín a resolver su futuro, al menos hasta diciembre. Lo cierto es que el punta desea jugar en el Manchester United y en la Premier League, por lo que cree que puede completar su salida en la siguiente ventana, mientras intentará ser útil a la causa juventina.

Mario Mandzukic, en la Juve

Cristiano Ronaldo, que ve como se aleja Mauro Icardi, deberá confiar en el olfato de Gonzalo Higuaín y Mario Mandzukic, al menos hasta diciembre.