Traición a Ibrahimovic con Mino Raiola de cómplice ¡De Italia a España!

Se ofrece al Cholo Simeone

Es complicado entender los últimos años de vida del todavía segundo equipo más laureado de Europa, el AC Milan. Los rossoneri fueron desde siempre un grande del continente con mayúsculas pero en algún momento del siglo XXI cayeron en el ostracismo, en la indiferencia, la misma que amenaza al Manchester United, salvando las distancias. En su entorno hay jugadores de calidad y una nueva esperanza, Zlatan Ibrahimovic, pero sobre todo muchas dudas planeando sobre un equipo que tiene muy difícil clasificarse para Europa League. Y eso a Suso le mata.

Eso y que Ibra es mucho Ibra. Su llegada, que ha dado la vuelta en competitividad y ganas al equipo (han ganado los dos últimos partidos, ante el Cagliari y el SPAL), le resta posibilidades en el once. De hecho Suso está perdiendo protagonismo y no termina de explotar en la Serie A. Si unimos este reciente malestar, con el cambio de su relación con el club (le han puesto en el disparadero) y que varios clubes de Europa le quieren, entonces Suso y su nuevo agente, Mino Raiola (el mismo que el de Zlatan, por cierto) prefieren que su carrea siga en otra parte.

Ibrahimovic

En este sentido, el sueño de Suso es ponerse a las órdenes del Cholo Simeone y a este no le desagrada Suso, pero le ve pocas posibilidades, siempre y cuando, eso sí, no se produzca la marcha de Lemar y el Atlético no consiga un 9. Lo cierto es que esta posibilidad es bastante remota e interesa más al jugador y al propio Raiola que a los colchoneros. Pero no es la única en España. El Valencia está como loco por ficharle y esa posibilidad también agrada al español.

Pero en este caso el dinero, hecho que suele pedir como condición fundamental el polémico representante, dificulta su fichaje por el conjunto ché. Así, el RB Leipzig es quien mejor posicionado está para llevárselo, aunque no sea el destino preferido por Suso. El gaditano, que ha cedido su puesto a Leao, el sueco y Samu Castillejo en la entidad milanista, prefiere el destino levantinista por dos motivos: uno, quiere volver a su país; y dos, en año de Eurocopa todavía quiere luchar por un puesto entre los convocados por Luis Enrique, y medio año bueno en LaLiga puede servirle para ello.