Vuelco a la Champions: Lewandowski alucina con la caída del rival de 110M de Pedri y Jude Bellingham

Vuelco a la Champions: Lewandowski alucina con la caída del rival de 110M de Pedri y Jude Bellingham

El alemán fue uno de los mejores del mundo antes de la llegada de Thomas Tuchel

La preocupación comienza a asediar al Bayern de Múnich. Pese a tener un buen inicio de año, el conjunto bávaro no acaba de dar buenas sensaciones, especialmente a través de varias de sus grandes estrellas. Y es que, si ayer decíamos que Joshua Kimmich no estaba dando un buen nivel, ahora es Jamal Musiala, el joven que ponían por encima de Bellingham y Pedri, el que está pasando por un momento muy malo en el Allianz Arena, donde las cosas no le salen.

Musiala

K.O al primer rival de Bellingham

Musiala fue muchas veces comparado con Jude Bellingham en un debate donde en muchas ocasiones se llegaba a poner al alemán por encima del inglés. Tan alto era el nivel de Musiala, que fue al Mundial de Qatar como la gran estrella de la selección de Alemania y tras su fracaso con la Maanschaft, su rendimiento no ha hecho sino caer en picado, dejando inerte el debate con Bellingham, pues desde la cita mundialista Musiala solo es una sombra de lo que fue. Sin esa chispa y esos regates en una baldosa que tanto lo caracterizaban.

Además, el germano se perderá el parón de selecciones por una lesión en su espalda, tal como ha anunciado el Bayern en un comunicado, donde ha confirmado que causará baja y no viajará con el combinado nacional para recuperarse de sus problemas físicos. Nuevo revés para la confianza de un Musiala que no gana por disgustos

Tuchel 'se carga' a otra estrella

Cuando algo puntual sucede, puede ser por coincidencia. Si embargo, que desde la llegada de Thomas Tuchel, dos de los mejores jugadores del Bayern hayan visto su rendimiento caer a mínimos históricos, deja de ser casualidad para pasar a causalidad directa, pues hay algo en la forma de entrenar de Tuchel que ha menguado al mínimo el rendimiento del que fuera mejor pivote del mundo y de uno de los mejores jóvenes del planeta, al que comparaban con Pedri y Bellingham y cuya cotización en el mercado es de 110 millones de euros.

Así pues, el que iba a ser el heredero del trono de Robert Lewandowski en el Bayern de Múnich ha visto como ha caído hasta los suelos su rendimiento. Una herida que Tuchel deberá sanar rápida y eficazmente, pues sin el jugador más creativo y talentoso del equipo, el Bayern pierde muchos enteros para aspirar a la Champions League.