Ya es oficial: el crack brasileño vuelve al Barça ¡gracias a esto!

Este intercambio ha decantado la balanza a su favor y el mercado se volverá loco

Otra cosa no, pero tanto el Barça como Neymar Junior han sido durante el verano (y tras él) cristalinos sobre el hecho de intentar unir sus destinos de nuevo. Otra cosa es que legítimamente el PSG entorpezca que eso se lleve a cabo ahora o en el futuro. Los parisinos confiaron en las ganas del brasileño de convertirse en el mejor jugador del mundo sin estar a la sombra de Leo Messi y lejos del Camp Nou. Ese deseo ha mermado o se ha ofuscado por las lesiones y la cabeza de un jugador que, técnicamente, es un fuera de serie.

Neymar

Esa clase de calidad que atesora el 10 de la canarinha es de las que históricamente han gustado en Can Barça. Ronaldo, Rivaldo, Romario o Ronaldinho fueron sus máximos exponentes. Y todos y cada uno de ellos coinciden en una cosa, acabaron mal. El de Neymar no es el único y el último caso de este hecho, Philippe Coutinho aún planea en la mente de un Barça que desembolsó, si se cumplieran los objetivos impuestos en la operación con el Liverpool, 160 millones de euros por él. O lo que es lo mismo, el fichaje más caro de la historia del Barcelona.

Sobre el primero, el Paris Saint Germain ya ha manifestado, algo que corroboró Thomas Tuchel ayer en el Santiago Bernabéu, que no temen por la salida de Ney, por lo que su vuelta a la Ciudad Condal está en entredicho. Algo que no ocurre con Coutinho, que tras el movimiento que planea el Bayern de Múnich y que ya ha puesto a funcionar, forzará al brasileño a volver a Barcelona.

Philippe Coutinho

Porque los bávaros no piensan ejercer la opción de compra por Philippinho, pero sí negocian con Giovanni Branchini para acercar posturas con el Manchester City para la contratación de Leroy Sané, pese a su importante lesión en los ligamentos. Los germanos esperan llegar a un acuerdo con el cuadro skyblue y firmar al joven extremo alemán, ese jugador desequilibrante que necesitan y que no ven en Coutinho. Y, claro, el Barça vuelve a tener un problema sobre la mesa ya que el ex del Liverpool ha disminuido muchísimo su caché…