La estrella del Liverpool aceptará ofertas: ¡se lo dice a Jurgen Klopp!

Europa, al acecho

Nada dura eternamente, y menos en el mundo del fútbol. De ahí que la máxima de este deporte sea que se alcanza la leyenda no cuando se toma la cima, sino cuando uno es capaz de defenderla. Los grandes equipos de la historia lo son por instaurar una dinastía, por resultar en algún momento indestructibles. El Liverpool, hoy por hoy, es el equipo a batir, en la Premier y en Europa. Lo saben sus jugadores y su entrenador, Jurgen Klopp, pero otro de los signos que hacen caer a un gran equipo es la necesidad de buscar nuevos retos de sus implicados, el acomodamiento, y eso es lo que le ocurre a una de sus estrellas.

Liverpool

Mo Salah ha coqueteado en varias ocasiones con la oportunidad de vestir otra camiseta, es el principal referente en el ataque red, con permiso de Sadio Mané, y le ha comunicado a su entrenador que le gustaría buscar nuevos retos fuera de la ciudad de Los Beatles la campaña próxima. El jugador no lo tiene fácil para salir, ya que está valorado en 150 millones y los dirigentes ingleses no están por la labor de permitir que se vaya.

Sin embargo, aún en ciertos ambientes, y el caso de Klopp es uno de ellos, todavía cuenta la opinión del futbolista, que simplemente quiere encontrar nuevas metas fuera de las islas británicas y lo va a pedir al final de temporada. En este sentido, el míster bávaro, si alguien viene con el dinero por delante, no tiene problemas en dejarle ir. Ahora bien, esos 150 kilos son la condición que impone el Liverpool como mínima para empezar a hablar sobre el egipcio.

Jurgen Klopp

El jugador africano, de 27 años, sigue en la agenda de grandes como el Real Madrid o el PSG, aunque fuentes cercanas al futbolista aseguran que le atrae más la posibilidad del Bernabéu por aquello de jugar en una liga competitiva y probar en el club de clubes. Los blancos, por su parte, no se han manifestado al respecto pero sí estarían interesados en negociar con Mo Salah, al fin y al cabo, como suele decir Florentino, los mejores del mundo tienen que estar en el Real Madrid…