Pep Guardiola se adelanta con 120 'kilos' y se la juega a Messi y al Barça

El crack quiere ponerse a las órdenes del de Sampedor

Se acerca uno de esos tramos decisivos de la temporada en los que Real Madrid y FC Barcelona deben dar el máximo para alcanzar la primera meta del año con la moral por las nubes y las mayores garantías de éxito en su objetivo de la consecución de los cuatro títulos en disputa, la Liga, la Copa del Rey, la Supercopa de España y la Liga de Campeones. Y, a diferencia de otros años, los dos eternos rivales llegan igualados y decidirán sus diferencias en El Clásico.

Es el partido de partidos, el mejor entre ambos de los últimos dos años y ese choque se juega dentro y fuera del campo, en Madrid, Barcelona y medio mundo. Porque tras ese choque empezará el siguiente, y después del siguiente, y uno más. Y así eternamente. De ahí que sea la rivalidad sin fin. Y una disputa que tienen en marcha es conformar las mejores plantillas de continente, más aún cuando algunas de sus principales piezas empiezan a pedir paso, como fue el caso de Cristiano Ronaldo en el Madrid o el de Leo Messi y Luis Suárez en el Barça.

Es cierto que al argentino y al uruguayo les queda aún fútbol, pero no tanto. Y el Barça busca sobre todo un remplazo al charrúa, por aquello de que al astro argentino tiene tanto fútbol que aún puede jugar andando. Y el elegido para esa demarcación es Lautaro Martínez. También se ha barajado la posibilidad de Pierre Emerick Aubameyang toda vez que el ariete del Inter se ha encarecido mucho, pero parece que tanto el gabonés como el sudamericano se alejan de Can Barça.

Lautaro Martínez

Uno, al africano, porque espera nuevo entrenador y no quiere salir para ser suplente y si no es para recalar en el Madrid, su gran sueño. El otro, porque ya ronda un valor cercano a los 120 millones y porque Pep Guardiola se ha metido por medio y piensa en el nerazzurri como remplazo de Kun Agüero. Así se lo ha planteado a la directiva skyblue y la ofensiva podría llegar con fuerza en verano, tirando por tierra las esperanzas blaugranas, que no pueden llegar a esas cifras, más si debe afrontar la dura y costosa operación por Neymar.

Neymar