“Tomad, 100 kilos y nos lo llevamos ya” Pep Guardiola revienta Europa

Esa cantidad, se creía, iba dirigida a dos futbolistas, pero no, el de Sampedor apuesta por él ¡Se adelanta a todos!

Quizá responda a un movimiento en cierta forma antinatural, porque tuvo que buscar suerte fuera de Inglaterra para triunfar, pero a la vez es una respuesta armónica, ya que salió siendo un chaval de Manchester y puede volver a su casa encumbrado como un crack mundial. Tiene capacidad para hacerlo, porque ya hoy es una de las jóvenes promesas que posee las armas más poderosas de cuantas existen en el escaparate futbolístico europeo, para con ellas dominar el continente. Eso es indudable, otra cosa es que lo consiga.

Y que quiera hacerlo en el club que le desechó. Jadon Sancho se fue del calor citizen para probar su valía en una liga con grandes posibilidades, la Bundesliga, donde en la actualidad es uno de los mejores jugadores del campeonato bávaro. Ahora, tras dos años vestido de amarillo, se le rifan los grandes europeos: en el ajo están el Real Madrid, el PSG, el Manchester United, el Liverpool o el mismo equipo skyblue.

Jadon Sancho, con el City  

Los de Guardiola, que no están pasando por su mejor momento esta temporada (especialmente en la Premier League donde están a catorce puntos del líder, el Liverpool) quieren recuperarlo y desean hacerlo antes de que se abra la batalla de verano. Al de Sampedor le han dado 100 millones para fichajes en este mes de enero y piensa invertirlos en la joya británica, aunque tenga otras opciones en la recámara.

El ambiente en el todavía campeón de la Premier sí es propicio para que al menos Sancho se lo piense. Conoce el City, Pep es uno de los mejores entrenadores del mundo, tiene una gran amistad con algunos de los futbolistas de la plantilla, como Foden, y el idioma no es un obstáculo. Sin embargo para que esto se haga efectivo no basta con que Sancho acepte, que está por ver, también debe hacerlo el Borussia Dortmund, que con su marcha perdería a uno de sus referentes en el tramo decisivo de la temporada.

Unido a ello, los alemanes prevén que pueden sacar mucho más dinero si esperan al mercado estival. Asimismo, el entorno del futbolista habla de que también le gustaría vestir de blanco o jugar junto a Mbappé y Neymar en París o, incluso, ser la estrella del United.

La oferta va a llegar, veremos si al extremo le tira el corazón o se arriesga a esperar las ofertas de las capitales de España y Francia o quizá la de los diablos rojos y así fijar su residencia en la industrializada ciudad inglesa.