Ya es oficial: firma con el Tottenham y se despide de Leo Messi

El Barça llega a un acuerdo por él y en enero cambia Barcelona por Londres

Hay problemas internos en el Barça que deben ser atajados y son incluso más urgentes que las evidentes discrepancias entre los cracks de la plantilla y pesos pesados, comandados por Gerard Piqué, Luis Suárez y Leo Messi, y la directiva. Y hablan de aquellos jugadores, hace no tanto tiempo imprescindibles, que ahora carecen de un hueco en el once de gala del Barcelona. Y es una circunstancia que por orden expresa de Ernesto Valverde el club está decidido a solucionar cuanto antes.

Frenkie de Jong y Arthur dan manejo de balón y calidad a la medular pero han suscrito al ostracismo a otros grandes culés como Arturo Vidal y sobre todo Ivan Rakitic. Ambos, el croata y el chileno, si pudiesen saldrían este mismo enero. En el caso del de la selección arlequinada, su salida podría hacerse efectiva en los próximos meses, el sudamericano no abandonará la disciplina culé, principalmente porque el txingurri le considera insustituible.  

Rakitic apunta a Italia y no será la única despedida del Barça, porque hay otro elemento en la medular que ni cuenta ni se le espera y el club prefiere que, ante el interés de varios equipos, se forme fuera y se bata el cobre con el fin de que su progresión no se estanque. Carles Aleña lo tiene casi hecho para fichar por el Tottenham. A falta de unos flecos, su salida se hará oficial en cuanto el mercado abra sus puertas de nuevo.

Carles Aleñá

Y esos flecos hablan de que el club londinense le quería en propiedad y el Barça se niega, por lo que el acuerdo está suscrito a una cesión sin opción a compra. Lo único que queda por ultimar es la fecha de regreso. Los spurs piden una cesión por dos años y el club culé quiere prestarlo solo uno, aunque se espera que esta circunstancia no bloquee su situación. Aleñá saldrá en enero rumbo a Inglaterra.