El Barça arde: ¡si vienen a por él, véndele! (Leo Messi alucina)

El cierre del mercado viene liderado por esta bomba de salida culé

Cuando vienen mal dadas cualquier pequeña convulsión en un grupo puede ser el detonante de un estallido mayor. El Barça, que fía su suerte a la vuelta de Leo Messi y Luis Suárez como bálsamo para lamer sus heridas ligeras, tiene un polvorín interno con un peso pesado y otro que quiere serlo pero no se lo permiten. El problema para Ernesto Valverde es quedarse con piezas que están acostumbradas a jugar de titulares y ahora pueden chupar demasiado banquillo, con el consiguiente enfado que puede acarrear esa situación.

Por eso el txingurri le ha hecho saber a Josep Maria Bartomeu que si vienen ofertas por estos jugadores, pese a perder recursos, las acepten, ya que prefiere tirar de jugadores de La Masía antes que de piezas de nombre y caché de vez en cuando y generen mal ambiente en el vestuario y en el grupo por su ausencia de minutos.

Neymar, con el PSG

La decisión no es fácil y el cierre del mercado puede traer sorpresas que no gustan a todos, ni a ciertos directivos ni a varios futbolistas, algunos de la talla de Leo Messi. Porque el argentino sabe que el cabeza de cartel en este asunto (toda vez que Ousmane Dembelé no saldrá como moneda de cambio por Neymar) es un Ivan Rakitic que ha sido determinante en la plantilla estos últimos años. El otro nombre es el de Rafinha, que suena par el Celta de Vigo como cedido, pero está rindiendo a gran nivel.

El argentino, al igual que el propio jugador croata, sienten que el mediocentro arlequinado es un futbolista que marca la diferencia, tiene carácter, sabe jugar en los momentos complicados y entiende el juego del equipo a la perfección, y lo hace en tal medida que, piensa el crack sudamericano, su salida debilitaría mucho al Barça. Y seguro que, de salir Rakitic, esto ocurrirá. Cierto es que la llegada de Frenkie de Jong quita peso al croata, pero Rakitic es Rakitic, el mismo que ha marcado con asiduidad el Bernabeú, el mismo que ha comandado y mantenido junto a Sergi Busquets la medular culé estos años.

Con Rafinha más cerca de quedarse por la ausencia de una oferta jugosa, sí hay un grande en Italia pendiente del croata: la Juventus. Los turineses están al acecho, de hecho le han hecho saber al club azulgrana que están interesados en el croata y están dispuestos a llevárselo. Ahora la pelota está en el tejado del presindente…