"¡Qué te vayas!¨. Cristiano se lo ha dicho a la cara. Indignación en Turín

El jugador sabe que no jugará mucho más en la Juventus y busca proyecto fuera

Sigue revuelta la cosa por Turín. Está siendo una semana movidita. Primero fue el cierre de mercado. Muchos en Turín esperaban movimiento y al final no se dio. No es culpa solo del equipo de Turín, pues el mercado ha sido más duro que otras veces, pero es que además cuando dejas todo para última hora y encima te surgen nuevos problemas… todo se complica.

La lesión el 30 de agosto de Chiellini cambió la hoja de ruta del equipo Juventino. Necesitban un nuevo central y reactivaron la opción Jerome Boateng. El alemán tenía la invitación del Bayern para salir. Pero se negó a última hora cuando todo parecía hecho. No quiso salir y la Juventus se quedó sin un central para sustituir a Chiellini hasta su vuelta, fijada en 6 meses.

Ahora toda la responsabilidad recae sobre Matthijs de Ligt. El joven jugador holandés se queda sin uno de los referentes en defensa para facilitar su adaptación y habrá que ver como se sobrepone ahora. La lesión de Chiellini y el no fichaje de Boateng han venido bien a Rugani, que partía como quinto central del equipo y ahora puede tener minutos. Cosas del fútbol.

Luego a lo largo de la semana hemos vivido la polémica de la lista para la Champions League. Emre Can y Mario Mandzukic no eran inscritos para la Champions. Se ha armado una de las polémicas más grandes que se recuerdan en Turín en los últimos años. Emre Can salió ayer a hablar y sus palabras han retumbado en toda Italia.

Y para echar más leña al fuego hemos sabido que el Tottenham prepara 65 millones de pounds para acometer el fichaje de Paulo Dybala en enero. El argentino lleva sonando para salir del equipo todo el verano y nadie del club ni ningún compañero han salido para acallar estos rumores.

 

Eso ha hecho que Dybala se plantee seriamente salir pues no siente la confianza de los compañeros y el cuerpo técnico. Un jugador que no quiere estar en el barco es mejor que se baje de él. Al menos eso piensa Cristiano que sigue centrado en tan solo una cosa: volver a ganar la Champions este año. El resto le da igual. Se llama Dybala o Dybalo.