Jorge Lorenzo está crecido: después del palo a Marc Márquez, ahora revienta a Ducati

El balear sigue creando polémica y no se salva nadie

Jorge Lorenzo está en ‘modo ataque’. El piloto de Ducati quiso dejar las cosas claras a Marc Márquez a la primera que pudo con una andanada que ha dado la vuelta al globo.

Alberto Puig, capo de operaciones de Honda, y el ideario de juntar a Lorenzo y Márquez el próximo curso en la marca alada, medió para que, al menos de puertas a fuera, se escenificara una paz que avisa con tormenta constante en 2019. Una tormenta que, por el momento, Jorge acaba de trasladar a Ducati.

El español no perdona la humillación a la firma italiana, que priorizara a Dovizioso y se lo sacaran de encima. Y los atiza de lo lindo. Aquí las perlas.

“Estoy seguro de que el tercer año hubiera tenido mejores resultados, llegar a Ducati para mí fue como cambiar de categoría, la diferencia fue enorme y tanto ellos como yo subestimamos el cambio. Ducati pensó que había fichado un tricampeón del mundo que iba a ganar el título el primer año. Yo pensaba que hacerlo era casi imposible, pero creía que iba a luchar al menos", espeta Lorenzo a 'La Gazzetta'.

"Ducati no se creyó mis palabras de que realmente faltaba poco. Se lo decía a Dall'Igna o Domenicali. Faltaba esa pequeña pieza que físicamente me permitiría ser rápido durante toda la carrera", vuelve a golpear Jorge.

"Deberían haber pensado que tenían un campeón del mundo e intentar darme lo que necesitaba. En su lugar, pensaron subir el sueldo de Dovizioso, que estaba ganando algunas carreras, y fichar un piloto fuerte más barato", reitera el español.

También hay palos para Dovizioso: "Dovi sabe usar palabras muy bien. Mantener una relación es difícil. Siempre he tratado de ser respetuoso con él. En el momento en que ganó y yo estaba sufriendo, estaba feliz por el equipo. La relación se deterioró cuando me di cuenta de que él no tenía la misma actitud hacia mí. También lo hizo ante la prensa. Así que dije, suficiente".

Y un recadito final para Honda/Marc Márquez: "Si la relación es buena y haces amigos y te diviertes, mejor, pero lo que importa es ganar. Alberto Puig es como yo, me gustan las personas exigentes consigo mismas y con los demás. Y que son claros, te dicen cosas a la cara, sin tratar de ser diplomático o de complacerte. Seguramente Márquez también se volverá más fuerte. Con Valentino ambos elevamos el nivel porque ninguno quería ser el más lento".

Jorge Lorenzo está de vuelta.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información