¡Terrible! Nuevo lío en en el Barcelona. Valverde no se lo quiere creer.

No quiere ni oír hablar de su venta, pero parece inevitable

Las aguas no bajan tranquilas en Barcelona. El verano está siendo raro para los intereses de su entrenador, Ernesto Valverde. Si bien está contento con la incorporación de De Jong y del principito Griezmann, no entiende otras de las muchas cosas que están pasando en el club.

La marcha de Pep Segura parecía inevitable, pues la relación con los jugadores y este no era la mejor y Valverde entiendo esto como una manera de limpiar el mal estar que existía en la plantilla con la planificación en los últimos años. Ernesto Valverde que siempre tiene mucha mano izquierda, callo y acepto. No dijo nada e intento hacer como que las cosas iban bien. Respirar hondo y continuar, como un buen escalador en el Tour.

Valverde

Pero a Valverde cada vez la montaña se le hace más dura. Se está quedando sin oxígeno y no parece que nadie vaya a echarle una mano. En la directiva siguen empeñados en fichar a Neymar, capricho de Leo Messi y de Luis Suarez. El Txingurri no lo ve necesario. Cree que después de todo el esfuerzo que hizo el año pasado para recuperar a Dembélé no puede tirarse solo por el capricho de unos jugadores acostumbrados a que la directiva les dé todo lo que piden.

Valverde no se ha planteado en ningún momento dimitir. Pero si es cierto que cada vez le cuesta más las decisiones que la directiva quiere tomar. No ha llegado el central que pidió, pues Umtiti no está al 100 por 100 y pese al buen rendimiento de Lenglet, quería otro central titular para disputar el puesto al francés.

Las arcas del Camp Nou parecen vacías y de momento las ventas para acometer fichajes no llegan. Coutinho sigue sin encontrar acomodo, se le acaba el tiempo en Inglaterra, Rafinha lleva un tiempo en la misma tesitura y no hace el esfuerzo por negociar con nadie, Semedo apuntaba a salir pero sin lateral derecho de garantías para suplirle su salida parece una temeridad.

Ante esta tesitura y el overbooking que hay en el medio del campo la directiva está ofertando a alguno de sus jugadores. Ahora es Arturo Vidal, al que Valverde considera diferente y especial por sus características y en el que siempre confió el año pasado en partidos con olor a final, el que apunta para salir.

El “Rey” chileno tiene al Inter de Milan llamando a su puerta una y otra vez desde hace una semana. De momento Vidal ha decidido no abrirla, pero puede verse empujado por la directiva del Barcelona para negociar con el equipo de Conte, que ve a Arturo como un jugador diferencial para su estilo.

Arturo Vidal

Arturo Vidal llegó el año pasado a coste 0 y eso hace que la directiva vea su venta como un negocio perfecto. Mientras tanto Valverde respira aún más hondo y ve de lejos la montaña que se le avecina. Va a ser un año de muchos pedales para el vasco. Momento para los escaladores de verdad. Rebaja el piñón Ernesto y aprieta las piernas.